EXPLOITATION MADA IN JAPAN

703

Lo que hace de Tokugawa Sex Ban: Lustful Lord sumamente interesante es, precisamente, el cómo se abordan las escenas sexuales: vertiginosas cámaras con abrutos zoom que van y vienen consiguiendo planos detalle de una u otra zona erogena (pezones, labios); también la música presente durante todo el metraje que deja en claro que estamos frente a una película que debe catalogarse dentro del género Exploitation, que a otra etiqueta (de lo contrario puede parecer fuera de contexto). Armonías medias funkys, harakiris incluidos, sexo, masturbación, desnudos, bisexualidad, abuso y claro, prohibiciones que recaen en el aspecto sexual.

Y de esto se trata

La historia se sitúa en el Japón Feudal durante el periodo Edo (fines del siglo XIX) cuando el emperador de la dinastía reinante decide casar a una de sus hijas con un noble de otras latitudes del país. Se trata de un hombre de avanzada edad, virgen y misógino. El peor candidato que se pueda escoger.

La princesa, virgen hasta de pensamiento, viaja a su encuentro para contraer matrimonio y realizar «el acto sexual» con el único motivo de procrear. Ajena al deseo y al placer, la princesa se verá inmersa en un escenario de incertidumbre en donde su prometido la repudia por su frivolidad. ¿Podrán las mujeres de la casa adentrarla en el mundo del sexo?

Por otro lado, el noble también presenta sus limitaciones. No sabe cómo tratar a las mujeres. Sus sirvientes para ayudarlo le traen mujeres de distintas latitudes del planeta destacando a Sandra, una bellísima francesa apasionada. Esta suerte de muñeca sexual desatará la lujuria en un hombre otrora misógino lo que podría traer graves e inesperadas consecuencias en la población local.

Un acierto situar la historia en el Japón feudal. Tanta lujuria y perversión en un ambiente en donde lo que más importa es el honor y no blasfemar. Saca aplausos.

Acerca del autor

Crítico de cine y fanático de la comida china. En búsqueda de la mejor película asiática mientras devoro wantanes (porque, sinceramente, son mucho mejores que las gyosas y los arrollados primavera).

¿Qué te pareció?

You don't have permission to register