LO QUE UN HOMBRE ES CAPAZ DE HACER PARA TENER SEXO

636

Dentro de la filmografía de Takeshi Kitano, un director reconocido por moverse entre la violencia y la Yakuza, nos encontramos que también tiene una veta humorística. Así lo vimos anteriormente con Ryuzo and the seven henchmen, su última película.

En esta oportunidad retrocedimos a sus inicios como cineasta para ver Getting any?, una desconcertante y absurda comedia que lejos de aburrir, entusiasma por su creatividad. ¡Pasemos a revisarla!

Lo primero que llama la atención en Getting any?  es el argumento: un perdedor llamado Asao quiere un auto para follar. Está convencido de que sólo así podrá conseguir sexo. Bajo esta premisa la historia avanza y tropieza, se levanta y se cae… pero Asao no se rinde y se reinventa cada vez para lograr su único objetivo: follar.

Las disparatadas ideas de Asao para conseguir una bella mujer con la cual tener relaciones, lo llevarán a hacer las más increíbles cosas para conseguir el dinero que le permita llamar la atención de las mujeres, sea ostentando con autos descapotables, avionetas privadas o viajando en primera clase. Y para ello recurrirá a toda clase de métodos bastante cuestionables: desde vender los órganos de su abuelo, robar un banco, ir en busca de un supuesto tesoro, terminar metido en la yakuza… por todo eso y más pasa Asao.

Kitano consigue una narración amena y que no repara más que en entretener ayúdandose de una estructura simple pero infalible: una seguidilla de gags bizarros que desconciertan o causan risa. O causan risa porque desconciertan.

Guiños por todos lados

El gran acierto de la película es sin dudas su banda sonara. Nos encontramos por un lado con una bella música tradicional, y por el otro, una copia de hits de los noventa (Michael Jackson, por ejemplo) para eludir los derechos de autor de una manera tan evidente que hace gracia.

También saltan a la vista ciertas referencias a películas como Los cazafantasmas, La mosca, y al personaje de Zatoichi (de quien Kitano luego haría una película).

La impresión que queda es positiva. Pero que quede claro, es bien freak. Humor absurdo, humor negro, humor infantil, desnudos femeninos y paupérrimos efectos especiales… son algunos de los ingredientes de Getting any? que la hacen una comedia interesante y de fuerte gusto adquirido.

Acerca del autor

Crítico de cine y fanático de la comida china. En búsqueda de la mejor película asiática mientras devoro wantanes (porque, sinceramente, son mucho mejores que las gyosas y los arrollados primavera).

¿Qué te pareció?

You don't have permission to register