UN DRAMA TRÁGICO, ERÓTICO Y DE ÉPOCA

1.38k

Dicen que detrás de un gran hombre hay una gran mujer. Esta frase hecha para el bronce viene como anillo al dedo para resumir la película si es que se tratase, efectivamente, de un hombre virtuoso e independiente, así como de una mujer que no esté enceguecida por el poder.

Hombre y mujer, son madre e hijo. Un rey mamón y una reina madre terrible, sanguinaria y dominante… Entre ellos se da una relación algo edípica, algo enfermiza que está llevando al reino rápidamente a su decadencia.

En esta verdadera tragedia sheksperiana nadie es imprescindible. Cualquier cabeza puede rodar. Y precisamente en ello recae la atención. Personajes importantes caen, personajes irrelevantes ascienden. Caen, ascienden. Aparecen nuevos senderos, se cruzan, se enredan. Giros inesperados que te dejan pasmado… ¡Un deleite de cómo mantener la intriga!

Un buen arranque

La hermosa Hwa Yun, hija de un vice ministro de orígenes humildes ama un campesino llamado Kwon-Yoo.

En una de sus visitas, el príncipe Sungwon se enamorará de ella llegando al límite de la obsesión. Hwa intentará escapar junto a su amado antes de que la lleven al castillo, sin embargo el plan falla, son capturados por el padre de Hwa (quien busca un mejor pasar para su hija), y se condena a muerte a Kwon-Yoo. Para salvarlo, Hwa termina por aceptar ir y someterse a la voluntad que la Corona le tanga preparada.

5 años pasan de lo acontecido dando paso a que arranque la historia de una reina, de un rey y su madre, de una bella muchachita, de un enigmático eunuco, y de una gran conspiración que se va cocinando lentamente.

La carga erótica en The concubine es deliciosa. Las actrices bellísimas (como si fueran hechas de porcelana) y con escenas de sexo justificadas. Hay una en especial que me gustaría destacar que consiste en una exploración a la lujuria del rey mediante una verdadera conversación corporal proyectando -mientras fornica con su concubina- un encuentro imaginario con la ex reina dándose así uno de los momentos más destacables que nos permite sumergirnos en impulsos más animales del gobernante. Si The concubine tiene algo genial, es su banda sonora. No solo arma atmósferas y hace later a pulso las pasiones, si no además que se luce por sí sola. Sublime trabajo que encaja perfecto durante todo el metraje.

Por otro lado, el trabajo artístico de los decorados, escenografías y recreación de época es satisfactorio. Convence.

Grata sorpresa resultó ser La concubina del emperador (The concubine), un drama de época cargado de intrigas, giros inesperados; de una exquisita tensión erótica que involucra a la ex reina, al rey y un misterioso eunuco. Una película obligatoria para los fanáticos de los thrillers coreanos. Muy recomendada.

Review
5
Nota
Summary
Grata sorpresa resultó ser La concubina del emperador (The concubine), un drama de época cargado de intrigas, giros inesperados; de una exquisita tensión erótica que involucra a la ex reina, al rey y un misterioso eunuco. Una película obligatoria para los fanáticos de los thrillers coreanos. Muy recomendada.
Acerca del autor

Crítico de cine y fanático de la comida china. En búsqueda de la mejor película asiática mientras devoro wantanes (porque, sinceramente, son mucho mejores que las gyosas y los arrollados primavera).

¿Qué te pareció?

You don't have permission to register