ESQUIZOFRÉNICA LLAMADA A LA CORDURA

559

Lo más rescatable de esta cinta -y que en definitiva la hace merecedora de aplausos- es el poderoso mensaje social que alberga en toda su construcción demencial: la podredumbre de la especie humana la ha llevado a evolucionar bajo el alero del odio, la muerte y el gozo por la desdicha de sus semejantes. ¿Vale la pena que exista un planeta tan vil y sin esperanzas? Al parecer el único que lo tiene claro es un loco de atar. Y ahí, precisamente, radica el chiste.

Ciertamente Save the green planet! es una historia descabellada, ágil y bastante entretenida. Una verdadera rareza (en el sentido más freak de la palabra) del cine coreano, el cual no se caracteriza precisamente por serlo.

Veamos qué tenemos aquí: comedia de suspenso y ciencia ficción salpimentada con brotes de demencia, nerviosismo, tensión, sadismo, tortura y paranoia. De conspiraciones extraterrestres y fin del mundo. Y por si fuera poco, su contraparte: una poderosa y latente crítica a la humanidad la cual pasa desapercibida durante gran parte de la película por verse «ignorada» por la incredulidad ante un loco que afirma ser el único ser en la tierra capaz de evitar la destrucción inminente del planeta Tierra.

La historia

Byeong-gu, un hombre con una infancia triste y llena de eventos trágicos, cree fervientemente en la existencia de aliens en la tierra. Más precisamente del planeta Andrómeda, quienes llevan durante años viviendo mimetizados en la sociedad pasando completamente desapercibidos entre los humanos por poseer una estructura genética casi idéntica.

Dichos aliens tienen un único objetivo: destruir a la raza humana y para ello es necesario acabar con la Tierra. Byeong-gu quien creció leyendo y viendo películas de ciencia ficción está empedernido con ser el salvador. Así, tras una serie de elucubraciones de lo más psiquiátricas, logra dar con «el líder» de la supuesta misión: un importante y multimillonario empresario químico.

La locura de Byeong-gu llevará a que junto a su novia lo secuestren, dando pié a una disparatada historia en donde policías irán tras la búsqueda del desaparecido mientras éste va sufriendo lentamente las consecuencias de estar en el sótano de un completo chiflado.

Save the green planet! consigue un ritmo fantástico. Absorbente y que permite un desarrollo digerible a primeras. La historia es tan simple como original. Un homenaje a las películas de Serie-B; aunque convengamos que los efectos especiales y la precariedad misma del género aludido requerida para ser considerada como tal no se consigue, ya que es prácticamente imposible hacerle entender a la sociedad coreana -posiblemente la que va a la vanguardia hoy en día de la tecnología junto con Japón- que es requerimiento Sine qua non que las escenas más sofisticadas resulten hilarantes debido a su precariedad, precisamente, de tecnología y efectos especiales muy elaborados.

Si bien se pasa un buen rato con Save the green planet! la película va directo a un desenlace bastante obvio y esperable. Pierde intensidad y es cuando comienza a enredarse sola con explicaciones tipo flash backs tan desconcertantes como estrellas fugaces.

Digna de ser vista pese a un final que opta por lo fácil para una rareza como esta.

Acerca del autor

Crítico de cine y fanático de la comida china. En búsqueda de la mejor película asiática mientras devoro wantanes (porque, sinceramente, son mucho mejores que las gyosas y los arrollados primavera).

¿Qué te pareció?

You don't have permission to register