¡ANIMACIÓN ADRENALÍNICA, DE LÁTEX, VIOLENTA Y HECHA A MANO!

1.68k

Redline resultó ser más que una grata sorpresa. Y cuando eso sucede se nos presenta un problema: por dónde comenzar. Y sí, porque son varios los motivos de porqué Redline es una película de animación digna de ser considerada imperdible. Por un lado su increíble calidad de animación y sentido estético; por otro, que evoca tantas películas y series que son de culto; también por contar con ritmo, audacia y en especial, con una gran potencia narrativa exquisitamente adrenalínica lo que consigue evitar bostezos e incluso dotarla con un toque de humor de lo más particular.

Dicho esto, ¡pasemos a revisar Redline!

«Animación hecha a mano»

Lo primero que salta a la vista en una película de animación es, precisamente, la animación, y los trazos, colores, dibujos, detalles… Y en este sentido lo que ocurre con Redline es fascinante. No solo por la maestría con que se maneja el color negro para dar volumen y contrastes, sino además porque se sitúa como el tono protagonista al punto de ser casi hipnótico. Genial.

Redline no escatima en límites. Ni de velocidad ni de movimientos. No escatima en potencia. Menos en el torque de sus motores. Y por ello la necesidad de contar con una estética muy plástica, que resulte elástica, brillante como el látex y flexible (lo cual consigue muy bien), para no entorpecer la fuerza narrativa.

]En cuanto a la creación visual de los personajes, es evidente la fuerte influencia del arte de Roy Lichtenstein; Y puede que aquí descanse uno de sus atractivos visuales más interesantes: se obtiene una especie de cómic sin viñetas, bastante «pop», sin páginas y que se estira como si se tratara de una goma de mascar. ¡Impresionante!

Acerca de los personajes solo me referiré «JP», quien es por cierto nuestro protagonista, un engreído y vanidoso piloto con exceso de confianza que se presta para hacer apuestas fraudulentas a costa de su talento. Lo interesante de JP, es que responde a un estereotipo exageradamente «Rockabilly», haciendo de JP un personaje anacrónico en una realidad futurista en donde hay extraterrestres y robots inteligentes. No es algo gratuito y da para pensar mientras se va digiriendo la trama ya que por aquí va el encanto, el estilo y ese toque de complicidad que nos involucra con el piloto JP.

Algunos de los concursantes

Una película hecha con muchas películas

Tal como un auto necesita de piezas de gran nivel para ser una máquina única, Redline se abasteció con la imaginería creativa del cine y animación occidental. La primera, y quizás la más evidente para quienes crecimos viendo dibujos de Hanna-Barbera, es la serie de Los autos locosHe aquí la esencia emotiva. Lo que cautiva al «niño interior» que guarda el espectador adulto.

Luego tenemos una muy prístina alusión -que yo catalogaría más como homenaje- a la película Death Race 2000. Esa bizarra película protagonizada por David Carradine  y Sylvester Stallone en donde las carreras automovilísticas son un deporte sangriento y mortal, y los autos de lo más excéntricos y acondicionados para ser verdaderas armas sobre ruedas.

De Death Race 2000 toma bastantes elementos prestados. Pero a destacar, la bestialidad de la manufactura automotriz y la violencia misma como motor de acción de la carrera.

Siguiendo con este ejercicio de hallar referencias, tiene ciertas similitudes a la carrera inicial de Star Wars: La amenaza fantasma, en donde un pequeño niño (Anakin) se enfrenta a rivales ridículos en un planeta bastante anodino…o de hallar referencias, tiene ciertas similitudes a la carrera inicial de Star Wars: La amenaza fantasma, en donde un pequeño niño (Anakin) se enfrenta a rivales ridículos en un planeta bastante anodino…

En definitiva, Redline consigue con creces ser una muy buena película de animación para adultos. Lo que sí, se queda corta. Se hubiera agradecido más extensión, ¡porque daba para mucho!

Dicho en términos «tuercas»: demasiado motor para una carretera tan breve.

Acerca del autor

Crítico de cine y fanático de la comida china. En búsqueda de la mejor película asiática mientras devoro wantanes (porque, sinceramente, son mucho mejores que las gyosas y los arrollados primavera).

¿Qué te pareció?

You don't have permission to register