COREANOS CONTRA JAPONESES

634

The age of shadows es la última película de Kim Jee-woon (I saw the devil), que aborda la resistencia coreana durante la ocupación imperial japonesa.

Indudablemente que se trata de un thriller de época, bien cargado al suspenso, drama y cómo no, a la acción violenta y explícita que tanto se da en el cine coreano. El resultado es favorable pese a que por ratos se hace excesivamente confusa. Y un poco ahí el encanto mismo: los constantes giros y cambios en los personajes. Mal que mal se trata de una película de espías y de una fuerte represión social, por lo que si la oportunidad para la prosperidad se da, no se debe dejar pasar.

The-age-of-shadows

The age of shadows se centra en Lee Jung-Chool, un coreano que trabaja como jefe de policía para la ocupación japonesa quien se verá inmiscuido sin buscarlo demasiado en los planes de la resistencia que persigue la total independencia del Imperio nipón.

Jung-Chool deberá decidir si será leal a sus raíces o muy por el contrario, seguirá siendo el perro faldero de los que le dan de comer: los japoneses.

The age of shadows cumple. Entretiene y cuenta con una narración eficaz que no se detiene en contextualizarnos. Lo que sí hace -y en demasía- es sembrar elementos que a simple vista parecieran tonterías y que a fin de cuentas terminan siendo tremendamente significativos para dilucidar ciertas incógnitas; recurso que es curiosamente demasiado similar a lo que consigue Paul Verhoeven con «El libro negro». Es evidente que Kim Jee-woon tomó prestadas demasiadas cosas del peliculón del holandés. Pero lo hizo bien, muy bien.

Acerca del autor

Crítico de cine y fanático de la comida china. En búsqueda de la mejor película asiática mientras devoro wantanes (porque, sinceramente, son mucho mejores que las gyosas y los arrollados primavera).

You don't have permission to register