CUATRO VERSIONES DE UNA MUERTE

982

Durante una jornada muy lluviosa bajo las ruinas del Templo Rashomon, un leñador, un sacerdote budista y un mendigo, discuten y reflexionan acerca de las versiones que dos de ellos escucharon ante un tribunal de justicia acerca del asesinato de un hombre en el bosque. Y  aquí se pone interesante: el restante fue testigo de los hechos

En el tribunal de justicia se escucha lo que tienen que decir los involucrados.

El primero en hablar fue el famoso bandido Tajomaru (interpretado por Toshiro Mifune), quien se adjudica el crimen. Luego habla la viuda, quien bajo una narración algo nerviosa, se declara culpable. Finalmente, habla el muerto por medio de una médium quien acusa que todo se trató de suicidio. Sin embargo, ninguno de ellos se esperaba con la versión de un testigo quien al parecer maneja con certeza, la verdad…

Las tres versiones anteriores tienen algo en común: los narradores se adjudican el crimen (¡cosa insólita!),  y mencionan un misterioso puñal decorado con perlas.

Un guión sólido sumado a un montaje sublime, hacen del relato de Rashomon increíblemente fácil de digerir, cuando debería ocurrir lo contrario: ser confuso.

Rashomon es una oda a la reflexión inteligente, a cuestionarse qué es la verdad; una motivación a ahondar en la naturaleza del hombre, a distintas versiones y perspectivas sobre un mismo hecho. ¿Existe una verdad?, ¿para qué mentimos? ¿es la mentira algo fundamental para nuestra especie? Son muchas las preguntas que Rashomon te lleva a recorrer de principio a fin.

Recomiendo leer el cuento en el que se basó Akira Kurosawa para hacer su película. Se llama «En el bosque» y es del escritor japonés Ryūnosuke Akutagawa.

Acerca del autor

Crítico de cine y fanático de la comida china. En búsqueda de la mejor película asiática mientras devoro wantanes (porque, sinceramente, son mucho mejores que las gyosas y los arrollados primavera).

¿Qué te pareció?

You don't have permission to register