¡LIAM NEESON, EL INVITADO ESPECIAL!

599

Es imposible no comenzar hablando de la participación especial de Liam Neeson en esta cinta coreana. Y es imposible, precisamente, porque es el gran gancho comercial: el actorazo serio, duro, implacable y letal, personifica al polémico General Douglas MacArthur, genio detrás del rendimiento japonés y posterior ocupación por parte del ejército de los Estados Unidos.

Operation Chromite aborda una historia «basada en hechos reales» sumamente entretenida y llena de acción acerca del conflicto de las dos Coreas, espías, sabotaje e inteligencia militar.

En esta película John H. Lee aborda de manera brillante la gestión del «Día D» coreano (aunque de una manera bastante ficticia y épica), cuando las fuerzas de MacArthur consiguen desembarcar en Incheon, territorio ocupado por norcorea y que sería clave para la delimitación limítrofe entre ambas coreas.

El desarrollo del argumento es bueno, el montaje un acierto que juega el importante rol de la incertidumbre y la banda sonora es sencillamente digna de elogios. Todo ello, sumado a la gran interpretación del elenco, dan como resultado que Operation Chromite consiga esa sabrosa tensión bélica de la mano de un guión de joyería; de esos guiones que consiguen preguntarse constantemente: qué debe responder y cómo debe actuar ante la adversidad en que se enfrenta un espía infiltrado.

Sería injusto no valorar por sobre el resto, el personaje del norcoreano encargado de la ocupación en Incheon. Se roba prácticamente la película. Respecto a Liam Neeson no aporta nada; nada más que un atractivo nombre en el afiche de reparto para vender boletos. No pensar en que hizo dinero fácil por hacer nada… sería ser iluso.

Acerca del autor

Crítico de cine y fanático de la comida china. En búsqueda de la mejor película asiática mientras devoro wantanes (porque, sinceramente, son mucho mejores que las gyosas y los arrollados primavera).

¿Qué te pareció?

You don't have permission to register