UN HOMBRE SIN SUERTE QUE ESTABA BORRACHO

147.67k

La historia de Monday es tan simple como delirante: Takagi, un hombre bastante tarado, despierta en un hotel  confundido y sin acordarse de nada. ¿Qué hace allí? No lo sabe… Es lunes y poco a poco va recordando el turbulento fin de semana que, producto de una borrachera, se vio involucrado con la yakuza, bellas mujeres, un crimen; piezas de un rompecabezas que poco a poco irá resolviendo.

Monday está cargada de un humor negro irritante, surrealista, muy  inteligente y fino -quizás peca en serlo demasiado- ya que ese fuerte sabor «fino», que recuerda al humor británico, puede resultar para el espectador una mezcla no del todo homogénea. Y sin embargo es allí radica su principal acierto: darle a una película «bizarra a la japonesa», humor digno de los cómicos Monty Python. El resultado es genial. Una osada apuesta de su director Sabu que logra pese a ciertos bemoles, una airosa visualización. Los personajes son interesantes. El desenvolvimiento, atractivo. ¡Y todos los elogios para la dirección de fotografía! Planos alucinantes, pulcros, envolventes y bien logrados que consiguen darle belleza narrativa y marcar el ritmo para no causar fatiga.

La banda sonora es otro gran acierto ya que viene a ser el gran impulso, enciende los ánimos y nos saca del letargo luego de un lento comienzo en donde nada parecía suceder. La música es buenísima y muy justificada. Reina el silencio cuando tiene que reinar. Resuena la música cuando así lo requiere los acontecimientos. Sin excesos. Una película con esencia oriental, toques de humor inglés, trama delirante y atrevida, con clímax que no caduca, y un desenlace que viene a a ser un balde de agua fría. Muy recomendada.

Acerca del autor

Crítico de cine y fanático de la comida china. En búsqueda de la mejor película asiática mientras devoro wantanes (porque, sinceramente, son mucho mejores que las gyosas y los arrollados primavera).

¿Qué te pareció?

You don't have permission to register