UN FRAUDE DE DOCUMENTAL

1.13k

Enter the anime es un documental de Netflix muy malo y decepcionante. Es por eso que decidimos hablar de él para que no cometas el mismo error que nosotros: el de verlo.

El documental arranca planteándonos algo interesante: Japón es un país de contrastes. Por un lado el de una cultura sumamente respetuosa, ordenada, apacible; y por otra, una grotesca, degenerada, violenta… Este será el motor de arranque para sumergirnos en la contracultura nipona, los otakus, y conocer a las mentes que están detrás del animé y los mangas. Para ello Alex Burunova, a quien Netflix le encomienda realizar este documental, se propone convertirse en una experta en animé para dilucidar el misterio de cuál es la esencia (o como dice ella, «el alma») del ánime. La pregunta es… ¿Lo logrará?

Enter the anime ya comienza extraña. ¿Occidentales haciendo animé y que sean grandes referentes del género? O Alex Burunova anda muy perdida o algo nos perdimos los fanáticos del animé. De aquí en adelante ya surge cierta desconfianza e inevitablemente el documental toma un giro antojadizo y naufraga en las sin respuestas. Tenemos a una directora que constantemente hace ver que no puede «entrar» en el animé pese a entrevistarse con referentes y celebridades. ¿Pero celebridades?

Queda la sensación que este documental es un intento por disfrazar una guía publicitaria del contenido de animé que posee el catálogo de Netflix que un viaje para ahondar en el género como tal. Es bastante evidente… porque a excepción de Evangelion, todos los otros animés que abordan son «producidos» por Netflix y que si bien son interesantes, ¡vamos! que no son referentes para nada.

¿Y entonces? pues nada. Un fraude. La curaduría del contenido es, como ya dijimos, de lleno publicitaria, y preguntas como «la esencia» del animé solo encuentra una respuesta vaga y para nada satisfactoria que no entraremos a develar; por lo demás tampoco se aborda la relación manga-animé, ni va en busca de respuestas, solo de entrevistas estéticamente muy bellas que parecen maquetas pero nada más.

Lo más rescatable es cuando va a la Toei animation para reunirse con el dueño o cuando entrevista a la cantante del opening de Evangelion, y claro: conocer los hermosos paisajes japoneses y excentricidades de Tokio.

Enter the anime es un atentado contra las expectativas y nos trata como tontos. En una palabra: ¡fraude!

Acerca del autor

Crítico de cine y fanático de la comida china. En búsqueda de la mejor película asiática mientras devoro wantanes (porque, sinceramente, son mucho mejores que las gyosas y los arrollados primavera).

¿Qué te pareció?

You don't have permission to register