CUMPLIENDO UN SUEÑO A PATADAS

996

Basada en la historia de Parinya Charoenphol, la película da cuenta del anhelo de un luchador de Muay Thai por convertirse en mujer que lo llevará a recorrer un largo camino para alcanzar su sueño: la operación de cambio de sexo. Pero la historia comienza incluso antes. Cuando Parinya Kiatbusaba aún se llamaba Nong Toom. Y era un pequeño niño proveniente de un rincón humilde de Tailandia. Un pequeño niño que se sentía niña. Que se comportaba como una, que se maquillaba, se vestía y que en las ferias admiraba más los bailes que el boxeo.

Nong Toom se ve verá en la difícil tarea de dominar el arte del Muay Thai (luego de un frustrado paso por un templo shaolín) para así poder ayudar a solventar los gastos del hogar. Todo indica que Toom tiene las condiciones físicas para lograrlo, ¿pero tendrá acaso las psicológicas? Un deporte violento. Tosco. Que desfigura y que no son pocas las veces que despierta los sentimientos más furiosos tales como la envidia, el engaño, incluso el odio.

«El tercer sexo»

Beautiful Boxer nos muestra ese lado oculto de Tailandia. Ese lado que atrae la atención de los turistas. El lado tabú de un país mayoritariamente budista y fuertes tradiciones. Todo se resume en una palabra: Kathoey.

Sí. Porque Beautiful Boxer aborda con maestría la temática de la identidad de género y cómo la sociedad tailandesa la entiende. Hablamos de un país en donde las cirugías de cambio de sexo son frecuentes y económicas. Y en donde ya se habla de un «tercer sexo», algo impensado en muchos, si no la mayoría, de los países occidentales.

Incluso más: digno es de destacar el cómo lo hace. Porque lo hace desde un drama maquillado hermosamente con comedia. No se trata -ni intenta ser- una película «propagandística» referente a la discriminación, como ocurre muchas veces en el cine gay. No cuenta con una tesis central que busque exponer la frustración de no ser aceptados bajo una voz de rabia… un grito de impotencia. Ni tampoco pretende dejar una enseñanza. A abrir la mente. Lo logra, sí. Pero por mérito propio. Porque la historia cautiva, fascina y lo que es aún más gravitante al momento de evaluar un drama: genera empatía.

Lo que logra la magistral dirección de Ekachai Uekrongtham es más que un viaje guiado por la vida del protagonista; porque la película se enfoca a punta de patadas y maquillaje por el sendero del cambio hacia la re-asignación sexual.

Beautiful Boxer nos lleva a preguntarnos muchas cosas y cuestionarnos tantas otras. Llama la atención cómo se asimila el tema de la transexualidad ya como parte de la cultura tailandesa siendo quiéranlo o no, parte de la idiosincrasia del país: su tercer sexo.

En definitiva, Beautiful Boxer es una «Beautiful movie». Imperdible. Emocionante. Llena de acción y sensibilidad; de patadas y maquillaje. En eso se traduce.

¡Un knockout a los prejuicios!

Acerca del autor

Crítico de cine y fanático de la comida china. En búsqueda de la mejor película asiática mientras devoro wantanes (porque, sinceramente, son mucho mejores que las gyosas y los arrollados primavera).

You don't have permission to register